Detrás de la marca

 

Palmio es una empresa familiar creada en 2014 por Guiomar Ozores y Guiomar Fernández-Castaño, madre e hija.

Diseñamos todo en Madrid, producimos en varios puntos de España y vendemos por todo el mundo.

Somos atemporales, somos éticos, somos sostenibles: somos el nuevo lujo.

Detrás de la marca

 

Palmio es una empresa familiar creada en 2014 por Guiomar Ozores y Guiomar Fernández-Castaño, madre e hija.

Diseñamos todo en Madrid, producimos en varios puntos de España y vendemos por todo el mundo.

Somos atemporales, somos éticos, somos sostenibles, somos el nuevo lujo.

Nos ha costado mucho dar con el dream-team que tenemos ahora. Prueba y error.
Nos encanta trabajar con empresas familiares pequeñas, con nombres propios, cuidando la relación con cada uno, manteniendo un trato muy cercano. Compartimos el éxito con ellos, porque sabemos que es un trabajo en equipo y no tenemos intermediarios en nuestras relaciones con proveedores y demás colaboradores de nuestro proceso de producción.

Cada vez es más complicado encontrar artesanos porque muchos de sus clientes han optado por producir en Asia, donde los precios son más reducidos, y las nuevas generaciones no están tomando el relevo. Sin embargo, nosotros apostamos por los productos de creación manual que garantiza la exclusividad, con materiales sostenibles y duraderos, porque la calidad no pasa de moda. Por eso nosotros nos orgullecemos de dar trabajo a estas familias. Gracias a vosotros.

Nuestro nombre viene de un juego de palabras entre las palmeras y la posesión de un bien preciado. Nos gusta como suena, nos gusta lo memorable que es. Después de tantos años hemos tenido varios rebrandings hechos por dos agencias madrileñas, para adaptar la marca a la evolución de la empresa, que empezó vendiendo a familia y amigos y ahora es un referente en el sector de la artesanía.

Palmio ha ido creciendo de forma orgánica, evolucionando sin dejar de ser fiel a su esencia: calidad, sostenibilidad y diseño compatible con la personalización para que cada producto sea único. Eso ha resultado en una marca con carácter atemporal.

Palmio fue fundado en 2014 por Guiomar Ozores y Guiomar Fernández-Castaño, madre e hija. Los casi 30 años de diferencia de edad les han ayudado a crear piezas que hablan por si solas. Según ellas, este apartado sobra, pues la verdadera descripción de qué es Palmio está en los productos.

Desde el primer día hemos dedicado mucho tiempo a buscar las mejores pieles para cada uno de nuestros productos. Si tuviéramos que resumir el porqué de trabajar con piel es claramente por cómo envejece y afronta el paso del tiempo. Nos encanta que cada pieza se adapte al uso de su dueño, haciéndola única.